WC_Session_Handler Object ( [_cookie:WC_Session_Handler:private] => wp_woocommerce_session_1e5ef657467581565130ae3cf1b4e381 [_session_expiring:WC_Session_Handler:private] => 1492625634 [_session_expiration:WC_Session_Handler:private] => 1492629234 [_has_cookie:WC_Session_Handler:private] => [_table:WC_Session_Handler:private] => j0Lw1_woocommerce_sessions [_customer_id:protected] => 0379aa35fb4cf99d2ff7c00994a55377 [_data:protected] => Array ( ) [_dirty:protected] => )

Freixenet México

En los años setenta, el Grupo Freixenet apostó por el estado de Querétaro por ser una zona con un microclima ideal para elaborar vinos. Allí adquirió los terrenos donde se ubica la Finca Sala Vivé y los viñedos propios. Actualmente, Cavas Freixenet México es una de las mayores empresas exportadoras de vinos mexicanos y realiza una admirable labor cultural a través de sus visitas guiadas y sus eventos.

Ubicación

En pleno corazón de la zona vinícola de San Juan del Río, en Ezequiel Montes, Querétaro, se encuentra la Finca Sala Vivé by Freixenet México. La ubicación fue escogida por ser un lugar con excelentes características geoclimáticas para el cultivo de la vid. El clima de estas tierras tiene una gran influencia en los viñedos. Al estar a unos 2.000 metros sobre el nivel del mar las temperaturas entre el día y la noche son muy contrastadas (25º C en el día y 0º C por la noche). Estas condiciones extremas y peculiares favorecen la maduración de la uva y potencian sus cualidades.

Finca

La hermosa finca donde está asentada esta empresa es una construcción hecha especialmente para Freixenet, basada en el diseño de las antiguas haciendas mexicanas.

La construcción, rodeada de jardines y con unas privilegiadas vistas a la Peña de Bernal, consta de dos edificios. Por una lado, el área de oficinas y de atención de visitantes y los salones para eventos privados. Y por el otro, un edificio que alberga el área de producción y almacenamiento y la cava subterránea a 25 metros de profundidad, donde reposan los vinos a resguardo de los cambios de temperatura.

La finca cuenta, además, con una gran extensión de viñedos donde se cultivan con meticulosidad y mimo distintos tipos de vides, origen de nuestros vinos.

Vino mexicano de exportación

Mediante el método tradicional empleado en la Champaña (Francia), pero con materia prima y mano de obra mexicana, se elabora el vino espumoso de Freixenet, marca líder de producción y ventas en el sector vitivinícola a escala internacional.

Freixenet de México cuenta con dos líneas de productos: vinos espumosos, que son el 80% de la producción total, y el 20% restante son vinos tranquilos. Aunque la empresa se distingue por sus prestigiosos vinos espumosos, sus vinos tranquilos gozan también de reconocimiento y excelencia.

Cultura del vino

El vino es cultura. Aprender sobre el contenido y el origen del vino, saber apreciar sus encantos organolépticos y tomar conciencia del papel del vino en la alimentación son experiencias que forman parte de la cultura del vino.

Convencidos de su importancia, Finca Sala Vivé by Freixenet México ha desarrollado, a través de sus visitas guiadas y sus eventos especiales, un amplio programa de actividades para acercar al público la riqueza que esconde una copa de vino.

Historia de la Finca Sala Vivé by Freixenet México

El comienzo

Grupo Freixenet proviene de la unión de dos familias, con larga tradición vinícola en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona, España). Desde que en 1914 sentaran las bases para la elaboración del cava, vino espumoso elaborado conforme al método tradicional de la Champaña francesa, no han dejado de innovar y crecer.

En poco tiempo, su visión y dinamismo comercial los llevó a tener presencia comercial en Londres, Inglaterra y New Jersey, Estados Unidos. Esta vocación de apertura impulsó una trayectoria exportadora de notable éxito.

Como parte del proceso de internacionalización, el Grupo Freixenet decidió establecer un centro de producción, distribución y comercialización en el continente americano. Tras una exhaustiva investigación de las regiones vinícolas, seleccionaron la zona de Querétaro, en México, por ser una tierra idónea para el cultivo de la vid.

Primeras andaduras

En 1978 fue adquirido el terreno “Tabla del Coche”, en el municipio de Ezequiel Montes, donde establecieron la Finca Doña Dolores, en honor a la fundadora de la marca Freixenet. Allí se construyeron las singulares cavas subterráneas, con el objeto de obtener el clima constante y óptimo para elaborar vinos espumosos.

Posteriormente en 1982 se plantaron los primeros viñedos y en 1984 se obtuvo la primera producción de vinos espumosos con la etiqueta Sala Vivé Espumoso. Las Cavas Freixenet de México fueron inauguradas oficialmente en 1986.

 

Hasta nuestros días

En 1998 se empezó a emplear parte de la capacidad de la planta para crear vinos tranquilos, etiquetados como Viña Doña Dolores y Vivante. Asimismo, la finca mexicana de Freixenet se abrió como lugar turístico y experiencial, con el objetivo de dar a conocer el entorno y fomentar la cultura vitivinícola. Actualmente, Freixenet de México se cuenta como una de las mejores cavas del continente americano.